MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Cierra la FIL LIma 2009

Foto: perufotolibre

La FIL Lima 2009 cerró ayer sus puertas y es hora de hacer los balances. Al lado izquierdo podrán ver una encuesta de Moleskine Literario donde podrán calificar a la FIL 2009. Por otra parte, hoy en el diario "El Comercio" (que siguió toda la FIL con minuciosidad como siempre) Enrique Planas escribe una nota sobre las expectativas que se hicieron en la Cámara Peruana del Libro y los logros obtenidos. El tema de la nueva ubicación ha sido la preocupación central :

Parecía una carrera de obstáculos con pocas expectativas de triunfo: perder su ubicación al lado del centro comercial Jockey Plaza, la crisis financiera, el virus AH1N1, la búsqueda a última hora de un espacio idóneo, encabezaban una lista de amenazas que hacían temer que este año pintaría mal para la décimo cuarta edición de la Feria Internacional del Libro de Lima. Sin embargo, para los libreros y editores consultados, la FIL-Lima consiguió un éxito espectacular. Ya en su día inaugural, el pasado 23 de julio, las 10 mil personas asistentes hicieron pensar a los organizadores que el Vértice del Museo de la Nación que los lectores responderían al llamado. No se equivocaron. La noche de ayer, las cifras al cierre rompieron un récord histórico: 270.000 peruanos colmaron sus instalaciones a lo largo de 14 días. Para Liliana Minaya, gerenta de la Cámara Peruana del Libro (CPL), entidad responsable de la FIL-Lima, el local del Vértice del Museo de la Nación demostró ser el mejor para la realización de la feria. “Nosotros queremos insistir en el trabajo con el Ministerio de Educación que nos prestó el local y nos dio todas las facilidades. Sabemos que el ministerio planea dedicar este espacio a diferentes actividades culturales. Si esto se confirma, nos quedaremos en las siguientes ediciones”, señaló la funcionaria de la CPL, quien destacó asimismo el apoyo incondicional del Concejo de San Borja. Finalmente, Minaya señaló que, para la próxima FIL habrá más tiempo para solucionar los problemas de infraestructura que aquejaron la actual edición, a saber: la carencia de estacionamientos, la precariedad de los servicios higiénicos, la falta de una adecuada señalización, los peligrosos desniveles del piso o las filtraciones en los toldos a causa de la llovizna. Para Álvaro Lasso, el editor de Estruendomudo, cuyas ventas se incrementaron en un 25% con respecto al año pasado, esta feria demostró el grave problema de autoestima de la industria editorial, la cual temía que abandonar el espacio próximo al Jockey Plaza traería consecuencias funestas en sus ventas. “Confieso que también yo estaba asustado. Pero se ha dado esta gran sorpresa. Hubo empresas grandes que “arrugaron” y otras que apostaron más. Imagino que cada una de ellas debe estar sacando sus conclusiones ahora”, señala el joven editor, responsable de la edición de “Un Misterio, una pasión”, el libro de Aldo Miyashiro, el libro más exitoso de la feria, que ayer alcanzó los mil ejemplares vendidos. “Con el libro de Aldo confiábamos en tener una gran acogida. Sin embargo, la respuesta superó todas nuestras expectativas, fue abrumadora, histórica. Todavía no terminamos de asimilarlo”, exclama. Por su parte, el escritor Gustavo Rodríguez, coautor de “Ampay mujer”, uno de los libros más solicitados en la feria, piensa que el público que asistió este año a la feria puede ser distinto al de otros años. “Probablemente el Jockey Plaza puede ser un lugar “intimidante” para un público emergente. El Museo de la Nación resulta no solo más céntrico, sino que posee un aura de cercanía para la gente. Este año, la FIL ha sonado más a feria que a centro privado”, reflexiona.

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

10:27 a.m.

Las ventas de Estruendomudo se incrementaron así únicamente por el libro de Aldo Miyashiro, encumbrado por dicha casa como el nuevo Osho o algo semejante. La cola que se formó para la firma de autógrafos llegó a sobrepasar el número de los que hacían fila para entrar al local. ¿Quién sigue, Carlos Alcántara?    



11:44 a.m.

Me parece Iván que tu comentario es demasiado benévolo. Que el de Aldo Miyashiro haya sido el libro más vendido dice poco de los lectores peruanos. No vino nadie importante del país invitado, Brasil, salvo Nelida Piñon. Lo mejor fue el stand de Ecuador que presentó dos magíficas antologías bi-nacionales de cuento y poesía que se regalaron a los asistentes, eso fue lo bueno. Lo malo, La cancelación de Alfredo Bryce a sus presentaciones, la salida del programa de Calderón Fajardo que festejaba su 40 años de narrador , y la huida de Domingo de Ramos que no se presentó y finalmente el cierre con broche de oro un decepcionante Verátegui que dijo: Que hablen los presentadores y yo sólo digo vayan a comprar el libro. Hubo ventas, pero con ambiente de circo.    



3:37 p.m.

se confirma en esta nota que el local fue 'prestado' por el ministro chang a la CPL. Es decir, la Cámara Peruana del Libro tuvo un ahorro neto de los 100.000 dólares que el Jockey Plaza les cobraba por el alquiler de sus instalaciones. Siendo así, me pregunto, por qué cobrar entradas al público? no debería ser finalmente esta instalación pública, cedida gratis por un organismo estatal, de beneficio para los ciudadanos de nuestro país? Ojalá el dinero obtenido de este modo sirva para algo útil, por ejemplo (y si se sigue usando este local o no), para arreglar los baños que fueron sin exageración una verdadera vergüenza.    



12:46 p.m.

De que Feria hablamos, ocaso es precio de Feria "Los Detectives Salvajes" de Bolaño a S/103 soles.
Lo unico comodo eran algunos libros de Vargas LLosa en el Stand de El Comercio a solo 12 soles, buena edicion con tapa dura, pero no habia La Guerra del Fin del Mundo.
Y asi quieren que la gente lea un original. Bahh.    



6:37 p.m.

Con la excepción de Quino, no hubo ningún escritor, creador, extranjero importante en la Feria de este año. A Nélida Piñon nadie la lee en Brazil. El homenaje a Rodolfo Hinostroza fue justo ¿Por qué no se presentó el libro de Fuenzalida? Le hubiera dado nivel académico a la Feria. Y Fuenzalida se merece más un homenaje que otros escritores "homenajeados".    



8:26 p.m.

El hecho de que el local haya sido prestado no significa que la entrada deba ser gratuita. El costo de la entrada fue mínimo y es necesario que la gente sienta que aquello a lo que entra tiene algo de valor y deba pagar por ello. En gestión cultural se estudia precisamente esa necesidad de que la gente no entre a actos culturales de forma gratuita, porque se ha demostrado que en su imaginario tales actos, por gratuitos, son superfluos. Es necesario cobrar, así sea un valor simbólico, para que el público lo valore. Y se demostró eso en esta feria... eso sí, de acuerdo con los baños, terriblemente vergonzosos...    



» Publicar un comentario