MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Reseñas peruanas 2: Enrique Sánchez Hernani

Carátula del libro y mac. Fuente: moleskine

Otra lectura también prevista por mí desde que supe que el libro se publicaría, era la de aquellos que incluso siguiendo con interés mi obra anterior, en especial por el lenguaje, echaban de menos que los temas fueran tan sentimentales (como en Escena de caza) o tan literarios (como en La disciplina de la vanidad), y esperaban una novela más "realista". He leído bastantes emails de lectores que me felicitan por haber ingresado a temas más concretos, más maduros inclusos, que incluyen el dolor o la ausencia y que no rehuye -como pensaban que antes yo rehuía- el tema de los conflictos sociales. Para esos lectores (que son los más debo decirlo, y sobre todo en el extranjero), lo más rescatable de mi novela es el haber logrado un balance entre el drama personal y el colectivo. Ese es el sentido, en resumen, que tiene la extensa, muy elogiosa y generosa reseña que Enrique Sánchez Hernani publicó hace unas semanas en el suplemento El Dominical de El Comercio. Y al igual que lo hice con Javier Ágreda, le agradezco a Sánchez Hernani la lectura y la atención a mi novela:
Tras varios años de silencio editorial, el escritor peruano nuevamente aparece en librerías con su última novela, finalista del prestigioso premio que da regularmente la Editorial Anagrama. El libro está construido con rigor y sencillez y nos hace atisbar a un escritor maduro que conoce su oficio, de ninguna manera vano (...) Los años pasados a la espera de este libro son compensados con creces. Thays logra un manejo equilibrado y solvente de las circunstancias sin llegar al amaneramiento ni a la sanción moral. Usando una estructura aparentemente sencilla y lineal donde el tiempo admite controlados vistazos al pasado, la historia va cobrando espesor y se instala una atmósfera que previene la decadencia del personaje principal, abrumado por las circunstancias. La naturalidad con la que discurre la narrativa es de resaltar. No quedan hoyos negros ni detalles que no sean disueltos en los párrafos siguientes, dando al lector las pautas y el tono emotivo que lo llevará hasta el párrafo final. A sus 40 años, Thays, con este libro, ha hallado el equilibrio entre construir sólidamente una ficción y dosificar un buen manejo del lenguaje, con adjetivos puntuales pero sin desperdigar preciosismos innecesarios que borroneen la lectura. Construir una obra interesante, fluida y que nos descubra el trajín espiritual y físico de sus personajes no es cosa que se logre fácilmente. En esta novela las precisiones de la historia no obnubilan el fracaso o la incertidumbre moral de los personajes, ni al revés; todo está en un debido balance. Es interesante cómo la novela nos otorga también la atmósfera cargada de la borrasca que dejó la lucha antiterrorista. Si bien Oreja de Perro es un lugar ficticio, construido sobre el recuerdo histórico del territorio real, la alusión a la Comisión de la Verdad y a la madre de uno de los personajes, raptada por un comando militar, nos remite a lo vivido trágicamente en los 80. Sin realizar alusiones directas a la guerra, ni a truculencias de ninguna clase, la novela nos deja reconocer el miedo diluido, cierta paranoia renuente a desaparecer, una pesadez que abruma por el recuerdo de un pasado violento. Este libro, de seguro, contentará a sus viejos lectores y reclutará a nuevos. En buena hora.

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

6:08 p.m.

cuál es el afán de fotografiar su libro al lado de una pc y también hacerlo con un mate andino, de alguna manera la frivolidad(que lineas más arriba se discute)se hace notar, ya que creo que usted escribe por oficio y tal cual lo describe sus fotos.    



4:21 a.m.

El afán es solo ilustrar el post.

Y por favor JAMAS confunda una MaBook con una PC, realmente eso es inadmisible

saludos

Iván    



3:25 p.m.

caray! que contrariedad, tienes razón al decir que no existe comparación entre una mac y una pc...en realidad quisiste mostrar con tus fotos eso! que no se puede jugar a dos bandos al momento de escribir. Ud y su realidad de ver las cosas(el terrorismo de los 80)
y la otra que refuta su manera de narrarla. claro no es culpa suya, es culpa de la Macbook. de su ordenador personal...    



» Publicar un comentario