MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Cuán súbitamente se queda el mundo desierto

solitude. Fuente: A painting by Aravis. expressedexons

- Me gustaría vivir en un siglo pasado, donde la gente no era tan egoísta con los demás, eran más comprometidos, más generosos, menos dañinos.
Su voz en el teléfono sonaba escondida, como siempre.
- Justo estoy leyendo el libro de un escritor francés en el que citan un párrafo genial de Albert Cohen sobre la maldad de las personas.
- ¿Me lo lees?
- Lo tengo aquí. Espera.
Cojo el libro de Daniel Pennac (Mal de escuela) que tengo sobre el velador. Busco la página marcada. Empiezo a leer:

"Pero ¿por qué son malos los hombres? Cómo me sorprende este mundo. ¿Por qué se dejan llevar de inmediato por el odio, la rabia? ¿Por qué les encanta vengarse, hablar al punto mal de uno, cuando no van a tardar en morir, pobrecillos? Que esa horrible aventura de los humanos, que llegan a esta tierra, ríen, se mueven, y de repende dejan de moverse, no les haga ser bueno resulta increíble. ¿Y por qué te contestan enseguida mal, con voz de cacatúa, si eres dulce con ellos, lo que les mueve a pensar que no eres importante y por lo tanto resultas inofensivo? Lo que hace que muchos tiernos deban fingir ser malos para que les dejen en paz, o incluso, cosa trágica, para que los quieran. ¿Y si nos fuéramos a la cama y a dormir horrendamente? Perro dormido no tiene pulgas. Sí, vamos a dormir, el sueño tiene las ventajas de la muerte, sin su pequeño inconveniente. Instalémonos en el agradable atáud. Cómo me gustaría poder sacar -como se saca el desdentado la dentadura postiza y la pone en el vaso de agua junto a su cama-, sacar mi cerebro de su caja, sacar mi corazón demasiado palpitante, pobre diablo que cumple demasiado bien con su deber, sacarme el cerebro el corazón y sumergir a esos dos pobres millonarios en soluciones refrescantes mientras yo duermo como ese niño que nunca más seré. Cuán pocos humanos hay y cuán subitamente se queda el mundo desierto"


- Me gusta. Gracias por leérmelo.
- Que duermas bien -y colgué.

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

3:30 p.m.

El texto es de Albert Cohen y se titula "El libro de mi madre" editado por Anagrama

IVAN    



4:32 p.m.

Y, si, la maldad en el mundo prospera y crece. La internet nos da una posibilidad única de expresarnos a un precio ínfimo, y la llenamos de odio, resentimiento y maledicencia, que no pueden confundirse con el humor o la humilde chacota.
Si no odias, no existes, parecen pensar algunos. Esperemos que sea una condición temporal y no terminal.    



2:10 a.m.

siempre hablo en mis libros de los niños. Pero de los niñosadultos, intento seducir, obligar e insistir para que todos volvamos a encontrarnos con el niño que tenemos. Me encanta que en este blog habléis de esto. Me caí aquí de casualidad, buscando a mi amigo rioyo.

unabrazodeyolanda    



3:48 a.m.

NO INSISTAS THAYS A TI NADIE TE QUIERE    



9:07 a.m.

Porque el hombre quiere agradar a otro hombres; un imperfecto quiere agradar a otro ser imperfecto. Si quisieras agradar de verdad tienes que buscar a alguien perfecto, a alguien que te quiere como eres, es unico ser es Dios.
A Thays lo quiere Dios, que no crea en el no quiere decir que Dios no exista.    



11:54 a.m.

Yo lo quiero, como autor necesario. Las letras nacionales requieren de más autores que quieran y busquen crecer, no de gente torpe que utiliza el poco tiempo que se les ha dado en odiar y destruir, empequeñeciéndose a sí mismos ¡Qué desperdicio de humanidad!    



11:02 a.m.

Vaya, me encanta que pongas fragmentos de libros que lees que deben ser muchos, le da a una por ir en busca de ese libro para también leerlo. Gracias. :)    



» Publicar un comentario