MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Jorge Eduardo Eielson

Jorge Eduardo Eielson. Fuente: cerchioazzurro.com

Como "un poeta de la incertidumbre" califica en Babelia el crítico colombiano Carlos Jiménez a Jorge Eduardo Eielson, cuya obra pictórica es parte de una retrospectiva y homenaje en la Bienal de Venecia. El gorro de la nota aclara: "El peruano Juan Eduardo Eielson tensó la poesía hasta hacerla saltar fuera de los marcos que la fijan a la letra impresa y a la literatura".

Dice Jiménez: "(...) no podemos entender quién es y qué ha hecho realmente Eielson si omitimos que todos sus propósitos y proyectos -todos los poemas, los cuadros, las piezas acústicas, las esculturas, las máquinas célibes y las acciones e intervenciones en el espacio público que ha realizado- están marcados por las urgencias de quien para encontrarse no ha vacilado en perderse una y otra y otra vez. Encontrarse como poeta y encontrarse como individuo o como mera subjetividad en la tierra de nadie de la anomia y el desarraigo de su exilio sin fin en tierras italianas. Cuando se revisa el conjunto de su obra salta a la vista tanto la insólita heterogeneidad de sus medios y recursos como el hecho de que la misma responde a un nomadismo estético que parece tanto la causa como la solución imposible de un desasosiego vital del que jamás ha sabido o podido librarse. Loreto Alonso quizás hablaría de "producción invertebrada" para referirse a la dispersión y el polimorfismo de la obra de Eielson, pero yo -sin refutarla- preferiría poner el énfasis en que esa falta de vertebración es su manera elíptica de comunicar cuánta incertidumbre e inquietud hay en las relaciones que él mantiene con las artes y las literaturas hegemónicas en Occidente. Evidentemente, ninguno de estos ámbitos le son desconocidos o del todo ajenos, pero en ambos ha actuado, más como un intruso o como el polizonte que comparte la suerte de la nave apartado del gobierno de la misma. Y que, sin embargo, insiste en hacerse notar adulterando las señales enviadas desde el puente de mando. Parodia, distorsión, duplicación: éstos son probablemente los términos que mejor califican las respuestas que Eielson ha dado a su excentricidad con respecto a la única cultura en la que puede reconocerse.

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

7:18 p.m.

Cuando ya existe en el mundo un ser como Eielson, uno se pregunta cómo un humano puede con tanto sin explotar en miles de móleculas y desvanecerse, y creo que en parte, eso fue lo que pasó con Eielson, nada ni todo era suficiente, sin duda, explotó a la poesía hasta hacerla estallar por todos lados...y ahora sin que él esté, está con su cuerpo repartido en formas y su sentir en tantas expresiones diversas.    



» Publicar un comentario