MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Más VivAmérica

Santiago Roncagliolo, impecablemente vestido en su presentación. Fuente: zonadenoticias

En la página del Festival VivAmérica resumen una serie de presentaciones, entre las que destacan el diálogo de los escritores Martín Solares, Ricardo Piglia y Alan Pauls junto a cineastas latinoamericanos, sobre la relación entre literatura y cine. Además, la conferencia de la poeta uruguaya Ida Vitale titulada "Rendición incompleta" en la que se refirió al exilio.

Por otra parte, un lector mexicano que actualmente vive en Madrid, Iván Hernández, me envía gentilmente una reseña del encuentro sobre cine mencionado, bajo el título "Mano a mano entre Piglia y Pauls" que coloco en el blog de notas. Y Paolo de Lima, en su blog "Zona de noticias", cumple con colocar la reseña de la presentación del libro La cuarta espada (Debate) de Santiago Roncagliolo que se dio en el marco del festival. Un detalle que me llama la atención. En su pots, Paolo dice: "A la hora exacta del inicio de la presentación, cuando la sala estaba copada de público, apareció un Santiago Roncagliolo impecablemente vestido con una camisa negra de seda que le caía sobre unos pantalones caquis. Esta proyección personal puede ser vista como un complemento (lo mediático y lo bestsellerizado) que guarda relación con su periodístico acercamiento al tema de la violencia política". Me pregunto: ¿Qué se les ha dado a los comentaristas en mencionar la ropa que visten los escritores y sacas conclusiones sobre sus obras de ella? Ya antes pasó, en un comentario de este blog, con Daniel Alarcón. Lo pregunto porque ayer fui a la librería "El Virrey" y no me animé a comprar nada porque me quedé enamorado de un saco que vi en la vidriera de Ermengildo Zegna, a media cuadra de la librería en la misma Dasso, y pensé en ahorrar para comprármelo. Y si me lo compro ¿qué?

Etiquetas: , , , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

5:10 p.m.

Yo simplemente creo que uno deberia vestirse tal y como uno acostumbraba vestirse antes de ser famoso no? es decir ser siempre uno mismo y evitar poses o aparentar algo que uno no es, no cambiar simplemente por que la fama te ha escogido. (sobre todo los escritores que se supone que son gente sincera y elevada, no pido el mismo comportamiento por parte de futbolistas o vedettes a los que la fama llega de pronto)
eso de comenzar a vestirse con ropitas de marca, o a la ultima moda, etc. me parece una boberia, aunque en una ponencia o evento importante se puede perdonar.
en todo caso Roncagliolo se viste como una persona normal, a Alarcon se le critica por usar siempre un trapo naranja en la cabeza ( eso apunto un blogger anonimo hace unas semanas, y la verdad que me causo risa su comentario tenia cierta lógica), a ver dime tu Iván, cuantos escritores haz visto tu que usen un trapo naranja en la cabeza, ni siquiera el comun de los mortales usa un trapo naranja en la cabeza.
Y tu en tus ansias por defenderlo ciegamente, llegaste a decir que ''Alarcon se viste como cualquier chico de su edad'', pues bien yo tengo mas o menos su edad, y siempre paseo por las calles de toda la ciudad y te juro que nunca he visto a jovenes con trapos rojos o naranjas en la cabeza, he visto jovenes con dreadlocks, mohwaks punks, colitas de caballo, pelo rapado a lo skinhead, pelo desordenado, pelo con esos horribles cerquillos que cubren un ojo a lo emo-punk, pero nunca habia visto un joven con pelo corto y trapo naranja en la cabeza como Alarcon.
Espero que publiques este comentario y no lo censures, muchos despistados pueden pensar que es una falta de respeto a Alarcon o a la literatura o que se yo, pero simplemente es una conversacion o debate civico acerca de la moda, la estetica, etc. etc.
un tema interesante no Ivan? Por que habria que censurarlo o ignorarlo en vez de promoverlo? que es lo superficial y que lo importante? de que se puede hablar y de que no??

saludos

vERÓNICA rodriGUEZ    



11:08 a.m.

Iván lei la reseña a la presentación de Roncagliolo en el Viva América posteada por Paolo de Lima y la verdad que deja bastante que desear. Primero me parece una aberracion literaria eso de escribir como 10 veces ‘‘vimos a Santiago hacer esto, a Santiago haciendo lo otro, a Santiago aquello, a Santiago etc. etc.’’ bastaba con decir ‘‘vimos a Santiago haciendo esto, aquello y aquello otro’’. Totalmente imperdonable que en un texto tan corto el autor escriba 7 veces las palabras ‘‘a Santiago’’. Es la redundancia de la redundancia.
Pasando a analizar el contenido de la reseña diría que es una reseña casi intrascendente que no informa casi nada, cuando el objetivo de una reseña es sintetizar lo ocurrido en un evento y brindar la informacion esencial.
En una parte Paolo de Lima enumera una serie de preguntas hechas por los asistentes, ¡¡¡pero olvida dar la informacion acerca de las respuestas dadas por Roncagliolo!!! ¿De que me sirve saber lo que le preguntaron si no se aunque sea resumidamente que fue lo que respondió el protagonista de la ponencia? No estoy pidiendo una transcripción detallada, pero asi como resume las preguntas hechas por el público, de la misma manera debe resumir las respuestas dadas por la persona a quien están dirigidas. ¡¡¡Pero si esto es básico en cualquier reseña de ponencia!!!

...ah! Iván, y respondiendo a tu pregunta de ¿y si me lo compro qué? Yo te respondería: en vez de estar coprandote ropa cara en tiendas del distrito más caro de Lima y del Perú (San Isidro, ¡calle Dasso encima!) te recomiendo que compres tu ropa en Gamarra o en todo caso los remates de Ripley o Saga Falabella también son buenos, te aseguro que encontrarás muy buenas cosas, además esas tiendas ‘‘exclusivas’’ ( que fea palabra, ¿cierto?) de San Isidro o Miraflores, todo mandan a confeccionarlo a Gamarra y luego lo venden 8 veces mas caro en sus tiendas y te dicen que lo han fabricado en Francia, ¡en la plaza Francia será!. Bueno de paso por la plaza Francia, Camaná e inmediaciones también puedes conseguir algunos libros pirata y así te ahorras un poco de dinero ya que en ‘’El Virrey’’ se malean con los precios. Claro que en piratas solo encuentras libros recientes, sobre todo best-sellers o ganadores de premios recientes. Pero en fin ya es un ahorro ¿no?, aunques supongo que mucho roche si te ven a ti que eres famoso comprando libros pirata por ahí te sacan en Magaly Tv o algo, pero para eso tendrías que enviar a algun chacal; por poner un ejemplo los dos finalistas del Planeta de este año, ‘‘El Susurro de la Mujer Ballena’’ de Cueto y ‘‘El Enigma de Paris’’ de De Santis, están disponibles en versión pirata en el centro, y con rebaja regateando y recurseando al mango te salen los dos por 18 soles, buenos piratas (un buen pirata es una fiel fotocopia completa del original, nada de transcripciones nuevas, por lo tanto es un clon del original, aca no hay nada que la copia te puede tocar fallada ni nada, la pirateria nacional tiene calidad de exportación, bueno hay que saber distinguir también, a cualquiera sin mucho roce callejero en estos trances pueden hacerlo cholito y meterle la yucaza con una mala copia que también las hay) En fin el punto es que en vez de gastar los 75 soles que te costarían los dos originales juntos (36 y 39 respectivamente) te ahorras pues 47 soles para comprarte ropa o ahorrar. Disculpa Iván que me haya explayado mucho en esto, no pretendo hacer apología a la piratería, pero es una opción válida que expongo a ti y a todos los bloggers en caso de encontrarse en una apremiante situación económica y padeciendo carencia y penurias económicas como es mi caso. Es simplemente una opción para poder seguir ligados de una u otra manera a la literatura contemporánea en medio de la pobreza. No creo que sea tu caso, a ti Iván te regalan libros, te los mandan las editoriales y eres un privilegiado, y bien por ti, te lo has ganado.
Lo que sí quisiera agregar es que por decir si un mismo título lo venden en ‘‘El Virrey’’ y en un supermercado (sea Wong o Metro etc.) prefiero comprarlo en el supermercado ya que en El Virrey le sacan a los libros la envoltura original que los mantiene en una condición de ‘‘sellados al vacio’’. Yo de vez en cuando me compro un original también, cuando me sonríen las vacas gordas, pero si me compro uno pues me gusta que venga en su bolsita original bien selladito al vacío, para yo mismo abrirlo y sentir ese olor de nuevecito que es lo máximo.
En el virrey no se para que los sacan de su bolsa y los tienen ahí todos sin proteccion polveándose y adquiriendo las huellas digitales de los dedos no siempre limpios de los ocasionales mirones que manosean los libros sin llevarlos. En Crisol tambien le quitan las bolsas originales a los libros, aunque no a todos, buscando encuentras algunos ejemplares selladitos.
En fin, divagaciones literarias a las que me entrego y que comparto con ustedes antes de pensarlo dos veces y borrar todo lo arriba escrito. Saludos...

Guido Cuadros F.A.

PD: el tema de la moda o el look en los escritores no es ninguna novedad y siempre es motivo de comentarios o murmuraciones, por ejemplo Iván, recuerdo que en el programa de vano oficio dedicado a Camus hiciste un pequeño comentario acerca de lo interesante de su look, siempre con la gabardina de cuello alzado y el infaltable cigarrillo.    



7:39 a.m.

Comprátelo, sin dudar (aunque puede que un Hugo Boss sea mejor). Y pides a las editoriales que te envíen los libros, que es lo que habitualmente hacen/hacemos las que nos dedicamos a la crítica literaria. Aún no entiendo que con la proyección que tiene tu blog no te envíen los libros que imploras en cada post. ¿O es coquetería?    



8:54 a.m.

Algunos libros sí me mandan, sobre todos las editoriales independientes, pero no muchos la verdad. No es coquetería.

Ya decidí: me compro el Zegna (es mejor que un Hugo Boss, te lo aseguro) aunque para eso me falta todavía la mitad. Pero de que me lo compro, me lo compro.

Saludos

IVAN    



9:50 a.m.

Bacán si lo estrenas en un Vano Oficio sobre los numerosos escritores amantes de la buena ropa. O tal vez un contrapunto entre los mencionados y los que se visten mal,que los hay por supuesto y se dividen en dos: los narcisos que quieren dar la impresión de "descuidados" y los simplemente abstraídos y cochinos.    



2:26 p.m.

pucha ivan si alguna vez llegamos a ser amigos, creeme que en ninguna de nuestras conversaciones hablaremos de marcas tipo hugo boss o zegna.
hablaremos de todo menos de ropa de esas marcas.

y es que en con lo que cuesta esa ropa una familia de clase media baja como la mia puede subsistir entre 2 y 3 meses.

y hay prioridades hermano, lo he aprendido con la edad...

guido

mejor es guardar pan para mayo y gastar solo lo indispensable hermano, consejo de un conejo, o mejor de un gato.    



5:05 p.m.

BASTA!!!BASTA !!!BASTA!!
LO UNIKO K PIENSA ESTA FUCKING SOCIEDAD ES EN ROPA, MODA¿?
INGRID MOYA    



» Publicar un comentario