MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Criticar al crítico

Cuchillos afilados de la crítica no asustan a Ratatouille. Fuente: dvdrama.com

Mi hijo Andreas es fanático de los ratones y las ratas (de peluche, hasta ahora). Por eso la película Ratatouille era de visión obligada para mí. Pero jamás pensé que esa abnegación paternal (que me ha obligado a ver, repetidamente, bodrios) tuviese al fin una satisfacción tan grande. Simplemente, tienen que verla. Es de lo mejor, y no solo en animación. La trama, por ejemplo, es genial. Y al igual que Los increíbles, película del mismo director (Brad Bird), está llena de gags con referencias culturales e incluso intelectuales. Por ejemplo, en el blog de Jean Francoise Foguel se comenta una curiosa escena en la que, subrepticiamente, aparece una estupenda crítica al crítico (literario, artístico, gastronómico, etc.). Y es que hay ratas... y ratas.

Dice Foguel: "Esta crítica viene en el final de la película, cuando Anton Ego (Antonio el ego), el crítico de gastronomía más influyente de París en este relato destaca el talento de un nuevo cocinero. (No voy a decir quién es el cocinero ni cómo cocina, sería destrozar a la película). Oímos entonces la voz de Ego que lee el principio de su artículo:"In many ways, the work of a critic is easy. We risk very little yet enjoy a position over those who offer up their work and their selves to our judgment. We thrive on negative criticism, which is fun to write and to read. But the bitter truth we critics must face is that, in the grand scheme of things, the average piece of junk is more meaningful than our criticism designating it so.” (En muchos aspectos, el trabajo de un crítico es muy fácil. Arriesgamos muy poco y gozamos de una posición muy por encima de los que ofrecen su trabajo y su persona a nuestra evaluación. Vivimos muy bien de la crítica negativa, la que da tanto placer en su escritura como en su lectura. Pero tenemos que enfrentarnos con una amarga verdad: el pedazo de basura más común significa mucho más que la crítica que la denuncia por ser esto.)"

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

12:43 p.m.

y por qué significa mucho más? puedes explciarlo?    



1:15 p.m.

Hay un hecho, que lo debe saber muy bien un Raúl Vargas por ejemplo entre otros, pero que no es conocido por muchas personas y por eso lo expongo aquí. Rata se dice rat en inglés y esa es la razón de que el filme angloparlante comentado en este post, protagonizado por una rata y que trata de gastronomía, tenga el título que tiene. Ratatouille, es un sabroso guiso francés de verduras, preferiblemente tomates, pimientos y berenjenas y calabacines, sofritas con aceite de oliva, más sabroso aún si las verduras han sido previamente sancochadas, tal como sucede con las yucas fritas. Es un complemento, ideal en sabores, de un tierno bife de lomito y si te alcanza la plata me invitas además vino tinto. ¡Bon appétit!    



3:18 p.m.

Y es justamente cuando Ego prueba el Ratatouille que la posibilidad de cómo ese pedazo de basura (un plato común y corriente) se descubre como más valioso...

Es una película para que muchos la vean y la disfruten.

Un saludo    



9:09 a.m.

En el Peru existen tres tipos de criticos, los de peródicos, los de medios y los de blogs. Y lo criticable en algunos de estos críticos es su sesgo hacia un tipo de literatura: Agreda, Ricardo Gonzáles Vigil, Olga Rodriguez, por el lado realista, andino. Y en favor de la literatura cosmopolita de rostro blanco: Thays, Faveron, Somos. Y por su lado el inaceptable Coral.
Pero en la academia la critica esta fuertemente cargada por el lado realista andino. Gente que vive muy bien con ese discurso peruanista, ganan buenos sueldos, asisten a congresos,los invitan a dar cursos en el extranjero muy bien pagados. Esos son los más inmorales. Utilizan el realismo y lo andino como fuente de enriquecimiento cuando desde los 90 la creación literaria valiosa en el Perú va po otro camino    



9:25 a.m.

Fui a ver Ratatouille sin muchas expectativas y salí emocionado. Más allá de la maravilla de animación, la historia es conmovedora y muy bien narrada, con algunos personajes que pueden ser facilmente identificados en cualquier individuo común y corriente. Vale la pena verla!    



» Publicar un comentario