MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Maradona lector

Diego Armando Maradona citando clásicos latinos. Fuente: A Hora

Y hablando de deslenguados, ahora resulta que Diego Armando Maradona es un gran lector. Y no solo eso, sino que incluso es un entrenador que maneja una intertextualidad con los clásicos latinos que da miedo. Así pues, la famosa frase que gritó a los periodistas luego del triunfo sobre Uruguay, que clasificó con miedo a Argentina al Mundial Sudáfrica 2010, es una cita textual de Cayo Salustio Crispo. Ni más ni menos. Dice la nota -crípticamente titulada "A Maradona le tirás un libro y te lo devuelve redondo" - en Crítica Digital:

Si bien [...] Maradona mantiene un silencio piadoso alrededor del tema, parecería ser que el Diego leyó al historiador romano Cayo Salustio Crispo. La sospecha nace de la relectura de un texto de este discípulo del griego Tucídides. Se trata de Bellum Caesarium (Las Guerras del César) donde el siempre puntilloso Cayo Salustio Crispo describe los desencuentros de Julio César con el senado romano. En uno de los momentos culminantes de esta obra histórica, Gayo Salustio muestra a un Julio César exultante tras la victoria sobre Vercingetorix en las Galias. Mirando hacia el sur, el César declama: “Los del Senado, que la sigan chupando”. Cayo Salustio nada dice de la respuesta senatorial aunque es posible suponer que las palabras del César no cayeron muy bien. Obviamente, Maradona intentó hacer un paralelismo de carácter intertextual con el líder romano que los periodistas deportivos no supieron o no quisieron captar en su habitual desinterés por los textos clásicos del período latino. Lo dicho: “Continuatum chupandus est”.

Pero no solo eso. Maradona, además, siguiendo el ejemplo de su consejero literario fernando Signorini (quien intenta reunirlo con Eduardo Galeano, de quien D10S es un fan), es un promotor cultural, o impulsador de la lectura. Así lo comentan los periodistas que estuvieron en la concentración de la selección antes del partido decisivo. El Pipita Higuaín fue un beneficiado. Carlitos Tévez, Heinze y Mascherano también leen. No todo es playstation3 (aunque, sobre el asunto, el martes pasado salió la nueva versión de PES así que será un mes sin libros para mí). Dice la nota:


Gonzalo Higuaín caminaba por el complejo de Ezeiza con un libro en la mano, Hagan juego, de Ángel Cappa. Eran los días previos a los partidos ante Perú y Uruguay. Ángela Lerena, la cronista de Critica de la Argentina que estaba en el entrenamiento, le preguntó de dónde lo había sacado.–El profe me lo regaló –respondió Pipita–. Con Ángel he hecho una entrevista, me parece un buen señor.–¿Lo vas a leer?–Sí, obvio. Signorini también lleva la costumbre de los libros a los futbolistas de la Selección. “Es un aporte, un poco para que algunos dejen la PlayStation. Y además intento meterles una basurita en el ojo”, explica el preparador físico. A Carlos Tevez le regaló Las fuerzas morales, obra emblemática de José Ingenieros. Días después, en Ezeiza, se alegró al verlo llevar el libro con él. Porque no sólo de fútbol se habla en esas largas charlas de concentraciones. Una noche, Signorini se trenzó en una discusión sobre la existencia de Dios con Gabriel Heinze y Javier Mascherano. Fueron horas en las que el profe, como lo llaman todos, les habló de su ateísmo, las injusticias de este mundo, la hipocresía de la Iglesia. –Eso es cosa de los hombres, fueron ellos los que hicieron el daño –intentó Heinze, en defensa de Dios. No hubo caso. Signorini insistió pero se hizo tarde. A los pocos días, Heinze y Mascherano tenían algo para leer: Por qué no soy cristiano, de Bertrand Russell, que de Jesús y el Infierno escribió: “Ninguna persona que sea profundamente humana puede creer en un castigo eterno”.


Me pregunto: ¿Qué leerán los jugadores peruanos? ¿Qué libro les podríamos regalar a esos mediocres? Por lo pronto, solo se me ocurre Del inconveniente de haber nacido de Emil Cioran.

Etiquetas: , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

9:26 p.m.

¿Para qué molestarse recomendándoles libros? Te preguntarían si Cioran juega en el Steaua de Bucarest o si fue preparador físico de Hagi...
Por otro lado, no me imagino a un hombre inculto y adicto repasando el Bellum Cesareum. Si fuera culto y adicto, todavía. Aquí solamente podemos hablar de coincidencias.    



10:17 a.m.

Estimado
Me parece recordar que en los noventa hicieron una campaña para que los seleccionados leyeran en las concentraciones. Por lo que recuerdo, se comentaba a uno de los jugadores se le pegó el hábito y empezó a usar lentes cuando no jugaba.
Slds    



8:10 p.m.

Jajaja, me ha hecho reir tu post    



11:02 a.m.

La última frase es realmente genial.... me he reído como nunca... muchas gracias!!

F    



» Publicar un comentario