MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Caravana de reseñas internacionales

Adriana Lisboa se da un tiempo para pasear y sostener para la foto mi novela. ¡Gracias, Adriana y Daniel! Foto: Daniel Mordzinski.

Hace una semana, la editorial Impimenta me mandó su catálogo de novedades que se abría con la siguiente frase lapidaria (y más para mí, dado el tema de mi novela), de Truman Capote: "Acabar un libro es como sacar un niño fuera y pegarle un tiro". No se puede competir con una frase así de contundente. De inmediato descubrí que, como mi narrador, debía enterrar a ese hijo abaleado llamado Un lugar llamado Oreja de perro y seguir adelante con la próxima víctima. Por otra parte, y siempre bajo la influencia de lo que acabo de leer de Capote, útimamente siento tantos ladridos de perros alrededor mío que me he dado cuenta de que la caravana ya se echó a andar. Y debo apresurarme si quiero seguir a su ritmo, no puedo quedarme detenido en Oreja de perro. Por eso, me entusiasma cada vez menos poner reseñas de mi libro. Pero lo haré, en estricto orden de fechas, para cumplir con los lectores que aún tienen interés en leerlas. Pero intentaré no hacer ningún comentario más, más allá de los elogios o de las críticas. Me limitaré, como me enseñó a hacerlo del indigente blog "Luz de Limbo", a subrayar las partes importantes -buenas o malas- para que se enteren de que los estoy manipulando. Antes de pasar a las reseñas, agradezco infinitamente a la guapísima escritora brasileña Adriana Lisboa (compañera de B39) y a mi hermano Daniel Mordzinski por el regalo de esa foto hermosísima que ilustra mi blog. Una imagen vale más que mil palabras de amistad.

Esta reseña es del 18 de diciembre del 2008, apareció en El Heraldo de Aragón, diario de Zaragoza, y está firmada por Julio José Ordovás:
Un lugar llamado Oreja de perro (finalista del Premio Herralde de Novela, Angrama, 2008, 212 pp) es mucho más fácil de digerir [que Casi nunca de Daniel Sada], lo que no quiere decir que sea menos sustanciosa. Iván Thays ha escrito una novela del siglo XXI, mientras que la novela de Sada es un producto muy siglo XX, cargado de humor pero inflado de retórica. La novela de Iván Thays está escrita con tiralíneas y, aunque promete mucho más de lo que al final ofrece, sus personajes están realmente vivos y cuando se muerden, se acarician y follan, muerden, acarician y follan de verdad. No son marionetas que se ensartan al ritmo impuesto por el piano del estilo.Quizá Un lugar llamado Oreja de perro no funcione como novela social, pero tampoco creo que fuera ese el principal propósito de Iván Thays. La podredumbre andina y la corrupción de Perú de Fujimori y Toledo forman parte de la escenografía, remota y violenta para una historia de amor que acaba con una carta de despedida y una carta en blanco. Scamarone, el fotógrafo que acompaña al “mareado” (por el soroche y por las hostias que le ha dado la vida”) periodista encargado de cubrir una visita política de Toledo que no llegará a efectuarse, es un personaje memorable, que recuerda en su cinismo al Louis Renault de Casablanca. Y no es el único personaje memorable. Casi nunca es una novela perfecta. Un lugar llamado Oreja de perro no. Pero al que procuraré no perder de vista es a Iván Thays.

La siguiente reseña, la más positiva y extensa de todas, es de la sección cultural de Diario de Terrasa. Está firmada por el reconocido J.A. Aguado y se publicó el 31 de diciembre del 2008, mientras yo estaba rumbeando en Colombia:

Hoy apareció otra vez la noticia del hombre que perdió la memoria luego de matar en un accidente a su esposa y su hijo” Así comienza la novela más interesante de las publicadas últimamente por la casa de Jorge Herralde. Se trata de una novela al servicio del periodismo de investigación, finalista del prestigioso Premio Heralde 2008, titulada “Un lugar llamado Oreja de perro” (Anarama), una aventura narrativa que supuso una “expiación personal” para el autor y en la que cruza reflexiones del protagonista, un periodista destinado a una destruida ciudad andina, con los acontecimientos en Perú a raíz del gobierno de Fujimori. Más allá de Vargas Llosa y Bryce Echenique hay vida en Perú y se llama Iván Thays (Lima 1968) (...) La prosa de esta novela es directa. De alguien que sabe su oficio y no se pierde por sendas equivocadas, sino que nos hace pensar en fotografías, recortes de periódicos, cartas, vídeos de documentales televisivos, testimonios. (...) El mundo entrañable de los recuerdos y los laberintos de la memoria sostienen este magnífico ejemplo de arquitectura verbal. El narrador se nos muestra como un periodista en caída libre que acepta el encargo del periódico para olvidar la muerte de dos seres queridos en su vida. Acepta visitar los Andes peruanos, un lugar llamado Oreja de perro, golpeado por el terrorismo en los años ochenta y donde los militares han sido causantes de violaciones a los derechos humano. El escritor convierte el lugar en una zona de reconciliación nacional, en una metáfora de la violencia de la pérdida, de la descomposición social y personal: “Llegué a la conclusión de que lo peor que podría pasarnos es acostumbrarnos a la muerte, a la impunidad, al horror, al Mal” (...) Como los perros con hambre desentierran cadáveres para saciar su necesidad de alimentarse, así el lector desentierra la tristeza que recorre las doscientas y pico páginas de esta novela que conmueve doblemente. Por un lado, el drama humano de un colectivo y otro el ejemplo particular de un periodista, un oficio que exige a quienes lo practican comportarse como un observador imparcial de la realidad, aunque todos sabemos que la objetividad pura no existe, sí una cierta actitud no participante en lo que se cuenta. Uno puede vivir para olvidar su pasado como ser individual y como miembro de una colectividad quieres recordar para no olvidar. En semejantes paradojas de la existencia se mueve esta gran novela.


En los blogs de "El Mercurio", en Chile, apareció una reseña firmada por Rodrigo Pinto el 24 de enero de 2009. Me gusta especialmente que haya empezado con buen tino refiriéndose a un cuento mío, "Primer Encuentro con Tomás", que, en efecto, es el germen de esta novela. pPinto considera que el lenguaje lacónico de mi novela es una decisión errada:
Iván Thays (Lima, 1966) figura en las tres antologías importantes de cuentos latinoamericanos publicadas entre 1997 y 2008. Ello muestra la temprana repercusión continental de su obra, que, sin embargo, es de muy difícil acceso fuera del Perú. De manera que la aparición de su tercera novela en una editorial española permite, por fin, apreciar algo más que las muestras incluidas en las mencionadas antologías; y, sin embargo, hay que partir por una de ellas. El cuento “Primer encuentro con Tomás” pone en escena a dos escritores en Venecia: el narrador, fracasado y asediado por los fantasmas de la derrota, la ruina de su familia al otro lado del océano y, sobre todo, la prematura muerte de su hijo Paulo, y Tomás, el exitoso, el hombre de mundo, que juzga con dureza la obra del narrador: “Tampoco Lima la entendiste. Mira, Sendero estaba ahí, la sangre, la tragedia... y tú escribiendo sobre ti mismo, el infinito regodeo del yo”. La cita viene a cuento porque es tentador aplicar ese juicio, sin más, a la novela de Thays. Sendero está ahí: el libro está escrito sobre el gran fondo de la tragedia que vivió el Perú en los ochenta y los noventa, cuando senderistas y militares se turnaban para masacrar a las mismas poblaciones atrapadas en una guerra que no entendían. De hecho, cuando mejor funciona la novela, cuando parece por fin levantar vuelo, es en el momento en que el narrador deja que una de las protagonistas, Jazmín, cuente la historia de la desaparición de su madre. Pero el libro tiene otro derrotero: la estadía del protagonista y del resto de los personajes en Oreja de Perro, un caserío perdido en la sierra que fue teatro de la violencia y la represión, es, a su vez, el fondo en que se inscribe la tragedia personal del narrador, que ha perdido a un hijo −llamado Paulo− y se ha separado de su mujer. Es decir, lo que un crítico mordaz podría llamar “el infinito regodeo del yo”, porque no hay un intento serio de vincular ambos dolores, de poner en línea ambas tragedias, de lograr que la pérdida individual (y tan terrible como la muerte de un niño) abra la caja de resonancia de la tragedia colectiva, de las muertes arbitrarias, del ensañamiento de la tortura. El tono monocorde del relato abusa ya no del punto seguido, sino del punto aparte, y parece apostar a que el registro de nimiedades se constituya en la crónica de una pasada por los infiernos. Pero lograr ese efecto es muy difícil con párrafos como “escucho una voz que anuncia las condiciones del tiempo en Lima, que nos advierte que no debemos levantarnos de nuestros asientos cuando hayamos tocado tierra y que esperemos a estar detenidos antes de abrir los compartimientos sobre nuestras cabezas”. Aparte: “Empieza el descenso hacia Lima”. Hay que suponer que la pobreza del estilo y del lenguaje son deliberadas, puesto que Thays al menos tiene oficio como escritor y se tomó ocho años para escribir la novela, y hay que concluir que fueron decisiones erradas.

Una nueva reseña apareció el 31 de enero de 2009, en el diario "La Voz de Galicia" y está firmada por Toni Silva. Lleva como simpático título "David Lynch en el Perú".
Iván Thays (Lima, 1968) es un osado. Ha vivido una sequía de novela –que no literaria- de ocho años desde que publicara La disciplina de la vanidad. Después de esa etapa de cambios vitales (matrimonio, paternidad, divorcio) Thays regresa al mundo editorial con Un lugar llamado Oreja de perro donde dibuja de forma paralela dos historias completamente ajenas entre sí: la transición de Toledo a Alan García en el Gobierno de Perú, con el terrorismo de Sendero Luminoso de fondo, y el viaje interior de un periodista desplazado a un pueblo peruano para cubrir un acontecimiento político (...) No es el mayor valor de la novela, pero Thays no puede negar tintes autobiográficos en el personaje principal (experiencia televisiva, hijo muerto-alejado) “Yo estaba en ese momento en una etapa muy oscura de mi vida en los que veía muchas películas de David Lynch, entonces dije: “Voy a hacer que Oreja de perro sea una ciudad de David Lynch” señaló Thays. Y lo consigue. Por la dureza de los que allí viven, por la esperpéntica aparición del gobernante, por la rudeza y la inconexa relación de los personajes. El reportero parece vivir en una bruma de la que no quiere despertar “Como en una película de David Lynch, tú no llegas a saber si lo que está pasando es un sueño, una pesadilla exteriorizada o si es una realidad” Conocido por su blog Moleskine Literario, así como por su programa de entrevistas a escritores, Thays ha regresado con contundencia al estante de las novelas. Esta le ha valido el ser finalista del Premio Herralde, un certificado muy valioso para los escritores sudamericanos.

Finalmente, en la "Revista de Libros" editada en España, en este número de febrero del 2009, aparece una nueva reseña generosa de Martín Schifino sobre la novela. Ahí se me vincula con el "realismo minimalista" junto a autores de mi generación que admiro, como el de Rodrigo Rey Rosas y Alejandro Zambra.
En la literatura latinoamericana, tan celebrada por las expansiones del realismo mágico, hay una corriente menos caudalosa pero igualmente interesante que podría llamarse realismo minimalista. Realismo porque se aboca a situaciones concretas y contemporáneas; minimalista porque las observa de manera elusiva e indirecta, casi alegórica, recurriendo a estilos verbales de una descarnada lucidez. El gran innovador de esa tradición es Rodrigo Rey Rosa (Guatemala), pero recientemente escritores como Eusebio Rosero (Colombia), Daniel Sada (México) y Alejandro Zambra (Chile) han contado historias sencillas que nos llevan a intuir complejas realidades sociopolíticas. Aunque situada en las antípodas del alegato, esta literatura se distancia prudentemente de la autonomía fantástica. Libre de moralina, es una literatura moral. Lo mismo puede decirse de la de Iván Thays (Lima, 1968), cuentista, novelista, profesor universitario, presentador de televisión y flamante finalista del premio Herralde de novela. Un lugar llamado Oreja de perro transcurre en el Perú de nuestros días, donde se repiten las dinámicas más básicas del deseo y la desdicha. El narrador sin nombre, el ex corresponsal de guerra y ahora periodista televisivo, llega al pueblo andino para cubrir un “intento populista” del presidente de turno: establecer una Comisión de la Verdad. Oreja de Perro, donde hay fosas clandestinas, fue muy golpeado por el terrorismo de los años ochenta, y conmemorando la tragedia, el gobierno busca erigirlo en un símbolo de la reconciliación. La memoria, personal o social, es uno de los ejes temáticos del libro. Abundan las simetrías. Uno de los habitantes del pueblo no recuerda nada desde el accidente automovilístico en el que murieron su esposa e hijo [sic] .El narrador, mientras tanto, querría olvidar la muerte del suyo y el derrumbe de su matrimonio. Un tercer personaje, Jazmín, esconde una relación violenta con un militar, al tiempo que planea una venganza. Mediante tópicos conocidos pero finamente calibrados, Iván Thays arma un relato cuasipolicial en el que un observador de fuera presencia las taras de una sociedad, y en el proceso, se redime a sí mismo. La escritura es frugal pero fibrosa, los personajes reconocibles, la trama hondamente satisfactoria.


Actualización 20/02.- Hoy apareció una nota en la sección Cultura de "Las Últimas noticias" en Santiago de Chile, que no es nada positiva sino más bien en la onda de Javier Ágreda. La autora es Patricia Espinosa y el título de su nota lo explica todo: "Un pituco al borde de la repugnancia" [como no puedo copiar ni imprimir la nota, deberé transcribirla de la pantalla. Eso lo haré mañana]

Etiquetas: , , , , , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

5:27 p.m.

oiga, andar leyendo blogs indigentes no es cool. Saludos.    



5:59 p.m.

Me alegro por ti, Iván,no todos tienen la buena estrella de ser tan comentados. Muchos escritores auténticos sufren en ocasiones de un silencio sepulcral ante sus obras.Que esas numerosas notas detenidas y atentas te sirvan de acicate para seguir produciendo literatura.¡Buen éxito en lo venidero!
AMERICO PREPUCIO (Cartógrafo)    



6:26 p.m.

ESOS SON PERIODICOS DE PROVINCIAS DE ESPAÑA. EL DIA QUE SALGAS EN TV ESPAÑOLA COMO BAYLY O RONCAGLIOLO JOVENES ESCRITORES PERUANOS ENTONCES DA RIENDA SUELTA A TU INGENUA VANIDAD.    



7:04 p.m.

Hola Iván,

Ante todo, felicidades por el excelente blog que religiosa y sustanciosamente mantienes. He buscado tu novela en Puebla, México, pero nadie me ha dado respuestas satisfactorias de cuándo llega. ¿No podrás decirle a Alvarito Enrigue o al mismo Bellatin que muevan sus influencias y la hagan llegar? Gracias, un abrazo, Felipe Ríos (www.anotaciones-al-margen.blogspot.com)    



8:15 p.m.

La calidad de una reseña no depende del medio donde aparece, sino del talento del reseñista. ¿Insinúas que no hay buenos reseñistas en las provincias?

Lee lo que dicen antes de juzgar el medio. Y más respeto con la descentralización, jajaja.

Y en cuanto a salir en TV Española, ya he salido un par de veces. No olvides que fui jurado del Alfaguara. Lo que pasa es que en esa época tú no habías viajado a España y arrastrabas tu gabardina, querido platanito, por quilca nomás...

saludos

IVAN    



8:37 p.m.

me parece, iván, o esto ya estaba publicado?

si no es así, obvia mi comentario. tal vez necesite un oculista.

saludos.    



9:05 p.m.

THAYS ESTAS PARANOICO. VEZ FANTASMAS POR TODOS LADOS. TE VEO MAL. PERO LA VERDAD ES QUE NO TE HAN HECHO NINGUNA ENTREVISTA EN TV DE ESPAÑA SOBRE TU LIBRO.ADEMAS QUE LAS VENTAS DEL MISMO SON CASI NULAS. UNOS MINUTOS EN TV LO VEN MAS QUE 10 DIARIOS DESCENTRALIZADOS JUNTOS JAJAJA. ME IMAGINO QUE AHORA DIRAS QUE SOY YBARRA O DINTILAKO.    



2:20 a.m.

Carlos Riveros: ninguna de estas reseñas han sido publicadas antes en Moleskine. La del chileno Rodrigo Pinto fue enviada como comment al blog de Gustavo Faverón para "comprobar" que la crítica me ha dado la espalda. Cosa que, como verás, no es cierta.

Anónimo Platanito: No soy paranoico, si no quieras que te reconozca no repitas anónimamente argumentos que has defendido antes con tu nombre. Si 10 minutos en TV española vale mas que una reseña elaborada y pensada, entonces qué desgracia para la crítica en España. En cuanto a las ventas de mis libros, lamento decirte que es solo tu deseo de que me vaya mal lo que te hace contabilizar erróneamente las ventas a ojo de buen cubero. Lo que yo sé de la misma fuente es que mi editor está muy contento (pero no sorprendido, felizmente) con las buenas ventas y con la recepción de mi libro.
Y no, no digo que seas Ybarra o Dintilaco. Platanito hay uno solo. Y estoy seguro de que todos los que te conocen se deben estar riendo de que te haya reconocido.

Saludos

IVAN    



4:30 a.m.

La censura en Internet, Google y Yahoo entre otros censuran y manipulan diversas páginas.

Vee el vídeo en:

http://freeyourmindofthenwo.blogspot.com/

http://freeyourmindofthenwo.blogspot.com/    



5:30 a.m.

Hola Iván,
No hace falta que publiques este mensaje. Te cuento brevemente: mi nombre es Fernando Krapp y estoy llevando adelante (a duras penas y más solo que mono con navaja) una revista literaria en buenos aires, que se llama Diez Pinos. En este segundo número participaron Andrés Neuman, Ariel Magnus, Juan Dicent y Damián Ríos. En el primero salió Pedro Mairal, Juan B. Duizeide y Fabián Casas, me gustaría hacerte llegar un ejemplar. Existe algún modo de hacerlo?
te mando un abrazo
fer    



5:52 a.m.

te dejo un mail: revistadiezpinos@gmail.com

hace poco, Sasturain sacó una contratapa en página sobre el último libro de Vargas Llosa, el que escribió sobre Onetti. Digo, porque yo hace poco dejé unos mensajitos acá sobre ese temita. Y el pelado simpático de sasturain explicó lo que quise decir con un poco más de tacto que yo.
saludos    



6:05 a.m.

¿VEZ FANTASMAS? ¡VeS fantasmas, protozoario!
SACAPUNTAS NEBRIJA (Correctómano)    



7:47 a.m.

bueno thays essas reseñas estan buenas pero te queria hacer notar algo.
en el blog de richard primo hay dos post que deberis rebotar uno es el decalogo del escritor , muy bueno y el ultimo aun mas es las falencias de un libro digital y lo que no podriamos hacer con el .
spero la tengas en cuanta, saludos    



7:50 a.m.

THAYS TU TIENES MÁS ENEMIGOS QUE FUJIMORI Y MONTESINOS JUNTOS.MUCHA GENTE NO TE QUIERE EN EL MUNDO LITERARIO. NO REDUZCAS A UNA PERSONA LA ANIMADVERSION QUE TE TIENEN.SOY ALGUIEN QUE ESTA MUY CERCA DE TI. NO TE DIRE MAS.
NO HAS VENDIDO MAS DE 500 LIBROS. EN UNA EDITORIAL MEDIANA COMO HERRALDE UN MINIMO DE VENTAS ES DE 10,000 EJEMPLARES. TE HAN DISTRIBUIDO MÁS O MENOS. PERO POCA, MUY POCA GENTE COMPRA TUS LIBROS. EN POCAS PALABRAS. EN PERU SERIA DECENTE ESA CANTIDAD DE LIBROS VENDIDOS. PERO EN ESPAÑA ERES UN FRACASO DE VENTAS. EN CUANTO A TUS RESEÑAS.NO ESTAS ENTRE LA LISTA DE LOS 10(QUE SERIA MUCHO PEDIRTE),NISQUIERA ENTRE LOS 50 LIBROS DE NARRATIVA MAS VENDIDOS. ASI QUE NO ENGAÑES. ESOS DIARIOS NO SON DE IMPORTANCIA. UN MINUTO EN TV VALE MAS QUE DECENAS DE PAGINAS EN DIARIO. TU LO SABES BIEN PORQUE HAS TRABAJADO EN EL CANAL DEL ESTADO AL SERVICIOS DE LOS DIFERENTES GOBIERNOS DE TURNO.
BAYLY Y RONCAGLIOLO SI HAN LOGRADO UN EXITO DE VENTAS Y CRITICA. NO COMO TÚ. POR ELLO ES QUE LOS ENVIDIAS.
ENTRE LOS QUE CONSIDERAS TUS AMIGOS ESTAN TUS VERDADEROS ENEMIGOS.    



9:28 a.m.

Sigues hablando de ventas y de fracasos editoriales con tu imaginación no con datos concretos. Caes en el absurdo. Mi experiencia en TV (donde fuiste invitado un par de veces y no una tercera, por lo que me juraste venganza eterna desde un teléfono público) me dice que no vale nada la TV salvo para que te reconozcan los taxistas.
Los libros no se venden con salidas en TV ni con reseñas sino con boca-oreja y en ese sentido mi novela está funcionando muy bien.
Y finalmente, no considero a Bayly mi enemigo. Solo un escritor demasiado mediocre y conformista pese al talento que tiene. Y Santiago Roncagliolo es mi amigo, lo quiero muchísimo, y la amistad es recíproca. Si lo conocieras, podrías saberlo.

No mientas más, platanito

Y deja de usar mayúsculas en tus emails.

saludos

IVAN    



10:07 a.m.

ME DAS RISA IVAN. SI SUPIERAS EN VERDAD QUIEN SOY TE DEPRIMIRIAS. PERO DEJEMOSLO ASI.
HABLEMOS DE LA VENTA DE TUS LIBROS. LOS DATOS EN CASA DEL LIBRO,FNAC,ETC, ES QUE APENAS SE HAN VENDIDO UNAS DECENAS DE EJEMPLARES. TE RECUERDO UN MEDIANO Y PEQUEÑO EXITO EN ESPAÑA ES VENDER UNOS MILES DE LIBROS Y TU NO HAS LLEGADO A VENDER 500 EJEMPLARES SIQUIERA
¿ A QUIEN QUIERES ENGAÑAR?
GRAJEDA AL QUE MENCIONAS ME HA ESCRITO Y ME DICE MAS BIEN QUE EN EL ENCUENTRO DE NARRADORES DE MADRID TE ACERCASTE A SALUDARLO PATERAMENTE Y EL TE DEJO LA MANO EXTENDIDA,SE DIO LA VUELTA Y PASO DE TI.
ESTAS LOCO. DE BOCA A OREJA PASO CON OTROS LIBRO. PERO NO PASA CON EL TUYO. ESTAS FUERA DE LA REALIDAD. EN ESPAÑA NO TE CONOCEN.
BAYLY TODO LO QUE QUIERAS PERO EL SI HA LOGRADO EXITO DE CRITICAS Y VENTA. EN CUANTO A RONCAGLIOLO, EL SOLO TE SIGUE LA CORRIENTE, PORQUE A EL NO LE GUSTA GANARSE ENEMIGOS. PERO TÚ SI PREGUNTAS A SUS INTIMOS TE DIRAN QUE NO ERES SANTO DE SU DEVOCIÓN.POR MÁS QUE SE TOME UN CAFE CONTIGO. EL NO OLVIDA LAS CRITICAS SUTILES PERO EN EL FONDO MALETERAS QUE LE HICISTE.
TE VEO MAL. CREO QUE ESTE FRACASO DE TU LIBRO TE TIENE ASI TEMPERAMENTAL.    



10:14 a.m.

"Los libros no se venden con salidas en TV ni con reseñas sino con boca-oreja y en ese sentido mi novela está funcionando muy bien."

Esto sí es interesante. Faverón comentó alguna vez que las ventas de los libros qué el comentaba subían si él hacía una reseña, aunque ésta fuera desfavorable. Yo mismo he sido parte de ese fenómeno: él hizo una reseña sobre Kozinsky y me fui a buscar "Desde el jardin" a Miraflores. ¿Cómo así has comprobado, o sabes, que lo que importa es la boca-oreja y no las reseñas o las apariciones en TV?    



10:56 a.m.

ahyyy, pero quien es ese platanito, por favor que alguien que se escuda en anonimo es un cobarde y mas criollo es un reverendo maricon.
di su nombre ese tipo no sabe lo que habla.
mejor censura sus estupidos comentarios o ignoralo como lo hicistes con ese pastrulo y pinta de hippie mal oliente de rodolfo ybarra y su mancha de alienados.
saludos .    



2:18 p.m.

Al señor que escribe todo con mayúsculas me gustaría comentarle lo siguiente: vivo en Madrid y si no me equivoco (creo que no) en España solamente hay dos programas en televisión sobre libros, en los que se da prioridad a los autores españoles y sobre todo a aquellos que han obtenido algún premio. El señor Bayly al que usted califica de joven escritor (¡!) no apareció en la televisión en ninguna de estos dos programas, sino en otros dos: uno de entrevistas que dirige Federico Jiménez Losantos (para que se haga usted una idea fue condenado por injurias contra el alcalde de Madrid), y en el programa de Buenafuente: un programa de entretenimiento. Lo que le quiero comentar con esto es que en España rara vez vemos a algún escritor por las televisiones a no ser que hayan ganado un premio importante (el Alfaguara, por ejemplo) como fue el caso de Roncagliolo. No sé entonces de dónde saca usted la idea de que a Ivan Thays le va mal con su libro por no salir en la televisión: aquí son las revistas y los periódicos los que reseñan los libros y no la televisión. También señalarle su desconocimiento de la prensa española, verá usted La Voz de Galicia es un periódico fundado hacia 1880 editado en Galicia pero con distribución nacional y con un importantísimo número de lectores (consulte Wikipedia). El libro del señor Ivan Thays está siendo promocionado en todas las librerías de Madrid, Casa del Libro, Fnac, Corte Inglés (por nombrarle las más conocidos) donde se puede ver en todas las mesas de novedades ¿sabe usted que significa eso con la cantidad de libros que se editan en España? Creo que no.    



4:13 a.m.

jajaja
entonces: "Grajeda me ha dicho..." qué coincidencia que conoces a Grajeda. Y ya que según tú me dejó con la mano extendida, mándale un saludo ahora a ver si me lo devuelve y pídele disculpas de mi parte por no querer promocionar su antología, primero porque en ella el mismo antologador se colocaba entre las Nuevas Voces de latinoamérica (en que incluía a Cisneros y Gonzalo Rojas), y e segundo lugar por las denuncias de que cobraba cupo a los poetas casi inéditos por aparecer ahí.
En cuanto a las cifras de ventas, tú pregunta lo que quieras en la librería que quieras. Yo solo me fío en las ventas globales, y ese dato lo tienen anagrama y, como te dije, están felices con las ventas y con las reseñas.
Y finalmente, si te quieres hacer pasar por amigo de santiago deberían hablar mejor de él. Porque la imagen que pintas sobre Roncagliolo es la de un mediocre y un hipócrita. Flaco favor le haces. Felizmente, sé que es falso. Con él hemos conversado muchas veces sobre mis reseñas y públicamente ha dicho que ni a él le gustan mis libros (se refería a La Disiciplna de la Vanidad) ni a mí los suyos, pero que eso no impedía que seamos amigos. Madurez, le llaman.

saludos

Iván    



4:20 a.m.

Al anónimo de las 10:14

El mismo gustavo ha comentado que, cuando hacía reseñas, él podía bajarse o no un libro e igual lo compraban. Así que ahí no había influencia real. Yo tengo miles de casos de que el boca-oreja funciona perfectamente, pero te doy dos casos concretos: "Lo mejor que le puede pasar a un cruasán" (editado por Lengua de Trapo, que a duras penas puede hacerle promoción a un libro, y cuya novela casi no tuvo buenas reseñas) y sobre todo el éxito de "La sombra del viento", autor rechazado por la crítica y las editoriales y los editores, finalista de un premio sin demasiado bombo, y luego un super ventas gracias a las recomendaciones de los lectores. No estoy inventando nada nuevo, absolutamente TODOS los escritores y editores saben que si no existe un boca-oreja, por más buenas reseñas y publicidad que tenga un libro, no pasa nada con él.    



6:44 a.m.

boca-oreja feo suena, mejor radiobemba...
:)    



7:30 a.m.

Oye, Iván, ya para de rebajarte a debatir con ese sujeto de las mayúsculas. Ambos parecen niños emberrinchados tratando de argumentar absurdamente de quién es el balón que se acaban de encontrar en un descampado. Ya es un logro que te lean en España, ya es un logro que te lea un país donde el canon lo dictan mafias, ya es un logro haber sido publicado en Anagrama. No te pierdas en tonterías: ponte a escribir.

Y si puedes, responde a mi mensaje más arriba. Te estás perdiendo a un lector por atender las opiniones de un patán.    



7:52 a.m.

Estimado Felipe,

la verdad es que no sé por qué el libro no llega a Puebla, pero solo Colofón -la distribuidora- podría explicar el tema. Veré qué pasa.

saludos

IVAN

PD- y en cuanto al loquito de las mayúsculas, solo le contesta porque me dan mucha risa sus pataletas.    



9:33 a.m.

Hola Ivan
hoy salio una critica a tu libro en el diario LAs Ultimas Noticias, de Santiago de Chile. Es tibia pero no es benevolente.

http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2009-02-20&PaginaId=42&bodyid=0

Saludos
F    



11:40 a.m.

A decir verdad, en lo personal poco me importan las reseñas. Finalmente un crítico no es más que una persona que puede saber igual o menos de literatura pero que tiene la suerte de tener una columna para publicar sus opiniones. Para escoger lo que leo me tengo a mí mismo y una saludable excursión a una librería o tengo algunos buenos amigos que sí saben de lo que leen y me pueden dar una recomendación más válida que la que me puede dar un tipo al que no conozco y que puede tener intereses ocultos en cada reseña que publica.

Fue de este modo que llegué a tu novela, precisamente por el boca-oreja de una amiga y déjame decirte que me gustó mucho. y para mí eso basta. El boca-oreja es más efectivo simplemente porque viene de alguien que conocemos y en quien confiamos ¿Ponerme a leer cada una de las reseñas que se publican para hacerme una idea a la hora de comprar un libro? bastante aburrido y creo que la mayor parte de lectores casuales no las leen.

Sin embargo, es entendible que platanito y sus amigos vivan tan concernidos respecto a las reseñas: ellos viven obsesionados con el qué dirán. Sobre todo porque de ellos nadie dice nada y este terror precisamente es el que les impide publicar nada. Por eso se la pasan escribiendo intrascendencias en la sección comentarios de los blogs. Es su manera de decir: 'A mí me leen cientos de personas por día'. así son felices y se creen importantes. Habrá que permitirselo a los pobrecitos.    



1:36 p.m.

Debo advertirle al Anónimo (a.k.a Platanito) de las mayúsculas que se está metiendo en el terreno de la difamación y la calumnia. Salvo que reconozca eso y pida disculpas, no volverá a aparecer un comment suyo en Moleskine.

Si fuera una persona real, yo podría tener motivos concretos para enjuiciarlo. Pero a un anónimo cobarde no se le puede enjuiciar.

IVAN    



1:44 a.m.

No sé de dónde saca el señor que escribe con mayúsculas esos "datos" pero debo decir que Iván Thays es uno de los pocos escritores peruanos conocidos y respetados en España, por lo que he leído en suplementos literarios de muchos medios. No sólo en Valencia, donde vivo, sino en toda España, por lo que tengo entendido. Ser finalista del Premio Herralde me parece un logro literario de más peso específico que muchos otros, incluyendo el Alfaguara, con lo cual no quiero decir que Santiago Roncagliolo sea menos escritor ni nada por el estilo: simplemente que el Herralde es un premio de mucha más solera. Y Anagrama no es una editorial media: supongo que este señor tiene un conocimiento del medio editorial español producto de la wikipedia. Sería bueno que pasara una breve temporada por aquí para enterarse antes de hablar
Mis felicitaciones para Thays    



8:11 a.m.

Lo más triste de todo es que Platanito hace años esta pasando una temporada en Madrid y hasta ahora no le liga una, pese a que ha intentado sobonear a todo el mundo, empezando por mis amigos jorge eduardo benavides y santiago roncagliolo. Lástima.

IVAN    



6:57 a.m.

Tengo una hipótesis muy divertida, que el irrespetuoso Anónimo de las mayúsculas es el mismo Iván. Sería un buen final para un cuento de misterio, no? Te admiro Ivan, y además el Moleskine es uno de los poquísimos blogs que creo que valen la pena leer, tiene gracia, inteligencia. No me extrañaría que estuvieses experimentando con nosotros, una dualidad sicológica, la tesis-antitésis, un personaje bipolar cuyo opuesto es su propia némesis, etc. Algún día quizás nos encontremos y te cuente por qué pienso esto, por el momento soy sólo una extraña, y mi nombre no es Romina (no recuerdo por qué figura ese nombre). Éxitos y buena suerte.    



12:26 a.m.

Felicitaciones por el éxito de la novela al fin y al cabo eres peruano, aunque antes no te importó y te burlabas del realismo. Escena de caza, era demasiado retórico, por ratos parecía que le querías imitar a Lezama, lo mismo que la Disciplina; y plop! Oreja de perro, con jergas y lisuras, además de yerros en las calles; podrías contar ahora, ya repuesto parece del proceso creativo de escribirla, cómo es que te volviste un converso del realismo y se te ocurre escribir sobre la violencia terrosrista? Es que hiciste alguna investigación acaso? O solo te basas en lo que escuchaste e boca oreja en una hora azul cuando salen o salían los gallizos sin plumas? Porque el cambio ha sido por decir lo menos como de ser izquierdoso a liberal, mientras espero respuesta, revisaré a Isaias Berlín...o mejor a Baroja...éxitos...espero que alguna obra tuya quede...te tengo fe...todavía... ;)    



» Publicar un comentario