MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

El amnésico de West

Primera edición de la novela de Rebecca West. Fuente: digital library

Ya no hay quién pueda seguir a Mercedes Monmany. Salta de la literatura centroeuropea a la brasileña de Clarice Lispector. Y de ahí, acaba de dar un salto nuevamente en sus lecturas, esta vez rumbo a Irlanda donde se encuentra con Rebecca West, la cronista de viajes a quien califica de precursora de Kapuscinski, y se encarga de su libro reciéntemente traducido al castellano por Hercé: El regreso del soldado. Aunque al final todo tiene un mismo factor: Lispector nació en Ucrania y Rebecca West ha escrito mucho sobre la Guerra de los Balcanes (aunque en el libro reseñado, que tiene a un amnésico como protagonista, se ubica en la Primera Guerra Mundial). No cabe duda, Monmany siempre vuelve al mismo extrarradio de Europa, aunque haga tantas elipsis para llegar ahí. Dice la reseña:


Una de las primeras obras literarias que afrontaría el tema del psicoanálisis, ciencia aún poco conocida por el gran público de su época, la exquisita y chejoviana joya literaria que es El regreso del soldado, una especie de El jardín de los cerezos ambientado en la campiña inglesa, fue la primera novela publicada por esta autora, en 1918, cuando tenía 25 años. El doctor Gilbert Anderson, el diminuto médico freudiano que aparece en la novela, cuyo físico destartalado recordaba al de Wells, daría en su breve aparición un curso acelerado sobre los mecanismos del inconsciente: «Hay un ser profundo, un ser esencial, que tiene su propia voluntad, por encima del superficial, a través del cual los verdaderos deseos son suprimidos?». En esta delicada elegía sobre los paraísos perdidos «en rincones lejanos de la mente y del alma», un joven soldado, herido en el frente de Flandes durante la Primera Guerra Mundial, en 1916, regresa temporalmente a Inglaterra y a su hogar para curarse de una «neurosis de guerra». Pronto, los médicos que le atienden descubren que su amnesia ha cancelado por completo los últimos quince años de su vida. Casado con la elegante y fría Kitty, a la que no reconoce, sólo recuerda un pasado ligado a su infancia, a través de su prima Jenny, con la que se crió y, sobre todo, su primer y fogoso amor con una mujer de clase baja, Margaret, cuya presencia «vulgar», pero aparentemente curativa y terapéutica, es vista en la aristocrática mansión campestre de los Baldry como un auténtico escándalo: «Un borrón canceroso en un mundo de belleza». O, si se prefiere, como una especie de revelación perversa del destino que actúa contra el mundo «civilizado» de las apariencias y la contención.

Etiquetas: , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:14 p.m.

Guau, por todo eso de la novela... Como dicen, un tigre nunca cambia sus manchas... En fin...    



» Publicar un comentario