MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

La mona y el paciente

Carátula del libro publicado en México este año. Fuente: Letras Libres

Ayer finalmente conseguí de milagro el único libro -hasta lo que tengo noticia, pero él siempre me sorprende- de Mario Bellatin que no había leído. Se trata de Jornada de la mona y el paciente publicado en México por la editorial Almadia. Esta noche la leo y ya me habré sacado el clavo. Además, conseguí ubicar una reseña estupenda de Rafael Lemus en "Letras Libres" sobre el libro.

Dice Lemus: "La jornada de la mona y el paciente (...): aunque es la pieza más reciente de la máquina narrativa de Bellatin, no es la más radical. Más bien al contrario: supone, a primera vista, un retroceso. Mientras las últimas obras se entretenían desplazando la escritura hacia otras esferas, ésta vuelve a explorar los bordes de lo literario. Su pregunta: ¿qué puede ser escrito? Su anécdota: los apuntes de un hombre –presumiblemente el mismo Bellatin– que, sumido en una depresión, consulta a un analista. Parecería ésta una obra más dramática, más narrativa, que las anteriores, como si Bellatin deseara de pronto decir. Los personajes, antes meras excreciones del decorado, parecerían tener sustancia; las reflexiones del protagonista, sentido. Al lado del vigor conceptual brillan algunas imágenes de una potencia casi decimonónica: el episodio de la mona y el padre, la descripción del consultorio, la metáfora del condenado a muerte. Podría decirse, sin exagerar, que este libro es para Bellatin lo que Compañía fue para Beckett: un dispositivo narrativo que, sin sacrificar el rigor, permite exponer ciertas imágenes casi arquetípicas."

Etiquetas: , , , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

6:44 a.m.

Por algún lado lei que Balzac escribía a veces calato para incentivar su talento escritural y supongo que lo haría en verano. Y se sabe de inusuales costumbres de escritores a la hora de hacer su literatura. A veces me he preguntado si el dispositivo metálico que le sirve de mano a Bellatín, no ayuda de alguna esotérica manera, impensada por él mismo, a su genio literario.    



» Publicar un comentario