MOLESKINE ® LITERARIO

Notas al vuelo en cuaderno Moleskine® .

Adiós rosal

El Principito. Dibujo del autor. Fuente: educar.org

El más grande temor que tenemos los lectores cuando vemos el paisaje vacío al final de El Principito, y el autor nos invita a imaginar que no le ha pasado nada, se ha hecho realidad: el Principito había muerto. En una exposición de cartas notables en el Museo de Cartas y Manuscritos descubrimos el certificado de defunción del Principito expedido por el mismísimo Saint Exupery. Pero al zorro no lo matarán.

Dice la nota: " Uno de los puntos fuertes de la exposición es la colección de cartas ilustradas con imágenes de El Principito que su creador, Antoine de Saint-Exupéry, dirigió a su último gran amor La mujer, una joven de 23 años, oficial del ejército francés, casada y embarazada, cuyo nombre fue mantenido en reserva, nunca correspondió la pasión de Saint-Exupéry, quien desesperado por los desaires le envió un sombrío último texto en mayo de 1944. "No hay más Principito, hoy día ni jamás. El Principito está muerto o se volvió totalmente escéptico. Un Principito escéptico no es más un Principito. Estoy resentido con usted por estropearlo", escribió. "No habrá más cartas, teléfono ni señal. No fui prudente ni pensé que arriesgara pena, pero me lastimé en el rosal cogiendo una rosa. El rosal preguntará: ¿Qué importancia tenía para usted? Ninguna, rosal, ninguna. Nada importa en la vida. No más vida. Adiós rosal", agrega. Dos meses después de escribir esto, Saint-Exupéry desapareció misteriosamente para siempre cuando pilotaba un avión sobre Francia, en una misión de reconocimiento durante la Segunda Guerra Mundial.

Etiquetas: , , ,

« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

11:46 a.m.

"Un Principito escéptico no es más un Principito. Estoy resentido con usted por estropearlo". El mismo USTED, conque se trataban entre sí J.P. Sartre y Simone de Beauvoir.La partícula "De",análoga del "Von" alemán, la tenía Saint-Exupéry, al igual que la Beauvoir. Es signo de nobleza de origen, aunque sea empobrecida como con la compañera de Sartre. Y el "usted" entre cónyuges era usual en esa gente.    



» Publicar un comentario